El enfoque de TranslationsInLondon hacia los proyectos de traducción es extremamente meticuloso y preciso. Antes de ser restituido al cliente, cada documento pasa a través de las varias etapas de revisión y corrección que constituyen nuestro programa de garantía de calidad.  Recurrimos exclusivamente a los mejores traductores y sabemos que la estrecha colaboración entre clientes, traductores, project manager, revisores y correctores es de vital importancia para garantizar resultados excelentes.

La selección de nuestros traductores
TIL trabaja con un grupo seleccionado de traductores freelance, los cuales deben tener al menos cinco años de experiencia, poseer el título de estudio apropiado, ser de lengua materna del idioma de destino y hábiles en el empleo de las herramientas de traducción. Todos nuestros traductores deben superar un riguroso proceso de selección que comprende entrevistas y traducciones de prueba específicas según el idioma.

Preparación del proyecto
Un project manager dedicado supervisa cada traducción. El project manager selecciona el equipo de traducción, informa a los traductores sobre las necesidades del cliente y proporciona un kit de proyecto o un glosario, si fuera necesario. Informes y reuniones constantes aseguran que los proyectos se desarrollen de la mejor manera posible.

Traducción, revisión y corrección de los borradores (Translation, Edition and Proofreading, TEP)
La revisión y la corrección de los borradores son importantes cuanto la traducción. Es por esto que usamos el proceso de traducción, revisión y corrección de los borradores (Translation, Edition and Proofreading, TEP) para asegurar siempre traducciones de altísima calidad. Todas las traducciones son primero controladas por nuestros revisores, los cuales comparan el texto en el idioma de destino con el texto en el idioma de origen. Sucesivamente el texto es releído separadamente y corregido, simulando de esta forma la experiencia del lector final del texto.

Revisión final
Las traducciones son controladas una vez más por un tercer lingüista para garantizar un documento perfecto antes de ser aprobado internamente y entregado al cliente. En esta fase, herramientas propias de las memorias de traducción son empleadas para crear glosarios de traducción disponibles para ulteriores trabajos futuros, asegurando de esta forma la coherencia y la precisión en todos nuestros proyectos de traducción.

Aprobación interna
Por último, el project manager se reúne con el equipo de traductores para discutir el proyecto por última vez y para evaluar el trabajo del equipo. El documento es considerado aprobado internamente y entregado al cliente.